Mantén tu piel saludable con la terapia de luz roja

No se ha encontrado ningún artículo.
No se ha encontrado ningún artículo.
No se ha encontrado ningún artículo.

El cuidado de la piel no sólo afecta a su aspecto. También desempeña un papel importante en su salud general, desde la temperatura corporal hasta la regulación hormonal y el sistema inmunitario. Si te gusta el cuidado de la piel tanto como a nosotros, una de las muchas formas que pueden ayudarte a mantenerla sana es la terapia de luz roja. En este artículo, nos adentraremos en los motivos por los que debes cuidar tu piel, y también hablaremos de cómo los dispositivos de terapia de luz roja pueden ayudarte a conseguir tus objetivos cutáneos.

¿Están preparados? Vayamos directamente al grano.

¿Por qué hay que cuidar la piel?

Al ser el órgano más grande de nuestro cuerpo, la piel es la primera línea de defensa del organismo frente a bacterias, gérmenes, virus, etc. Es una parte vital del sistema inmunitario y de algunos procesos del cuerpo, como el control de la temperatura, la circulación sanguínea y la producción de hormonas.

Principales funciones de la piel

Echemos un vistazo a las principales funciones de la piel para ayudarte a entender lo esencial que es que cuides este órgano vital.

1. Defensa e inmunidad

La piel es un órgano inmunitario activo, y nos sirve de barrera física frente a los peligros del entorno. Ayuda a proteger nuestro cuerpo de las enfermedades, los gérmenes, los virus, la suciedad, la radiación UV y las posibles lesiones térmicas y físicas. También ayuda a detectar y combatir infecciones, toxinas, alérgenos, sustancias peligrosas y carcinógenos.

2. Regulación de la temperatura

Además de protegernos del frío o el calor extremos, la piel también ayuda a prevenir la pérdida de humedad, evitando que nos deshidratemos.

3. Sentido del tacto

La piel tiene un sistema somatosensorial compuesto por receptores táctiles y terminaciones nerviosas. Este sistema es el responsable de las sensaciones que sentimos, como el dolor, la presión, las vibraciones, la suavidad, la aspereza, el calor, el frío, las cosquillas, el picor, etc.

4. Almacenamiento y producción de vitamina D

El cuerpo también utiliza las capas más profundas de la piel para almacenar productos metabólicos, grasa y agua. La piel también es responsable de la producción de vitamina D, que se suministra en el cuerpo cuando la piel se expone lo suficiente a la luz solar.

5. Belleza

¿Hace falta decir más? La piel desempeña un papel muy importante en su aspecto. Por supuesto, cuando tu piel está sana, también tienes un aspecto brillante, radiante y definitivamente más atractivo.

La terapia de luz roja y el mantenimiento de una piel sana

Antes de continuar con el "cómo", definamos primero qué es la terapia con luz roja. La terapia de luz roja es una opción de tratamiento no invasivo para diferentes tipos de condiciones médicas. También se utiliza para mejorar la salud y para diversos procedimientos estéticos.

Hace décadas, los aparatos de terapia con luz roja sólo estaban disponibles en clínicas, salones de belleza de alta gama y spas. Hoy en día, los aparatos de terapia con luz roja pueden ser comprados y utilizados por cualquiera. De hecho, puede realizar la terapia de luz roja en la comodidad de su hogar e incorporarla a su rutina de cuidado de la piel.

¿Cómo funciona la terapia con luz roja?

La terapia de luz roja funciona mediante el suministro de longitudes de onda de luz roja e infrarroja cercana (NIR) a nuestras células y piel. Además de ayudar a mejorar la función celular, la terapia de luz roja también ayuda a estimular las mitocondrias y a producir energía ATP (trifosfato de adenosina). Esta opción de tratamiento suele durar sólo unos 10 minutos por sesión.

¿Cómo ayuda la terapia de luz roja a mantener la piel sana?

Nuestra piel depende de millones de células para poder realizar sus funciones. Cuando nuestras células experimentan la homeostasis o un estado de equilibrio, nuestra piel y nuestro cuerpo funcionan (y tienen mejor aspecto). Y, como se ha mencionado anteriormente, la luz roja y NIR mejora la función celular al tiempo que previene la inflamación y el estrés oxidativo. La terapia de luz roja ayuda a que su piel se vea y se sienta más suave, tersa y saludable.

Además, la terapia de luz roja también ayuda a los tejidos dañados a curarse y regenerarse más rápidamente. También tiene beneficios antiinflamatorios, aumentando potencialmente el flujo sanguíneo a los tejidos dañados e inflamados y reduciendo el estrés oxidativo.

Reflexiones finales

Elcuidado de la piel es un autocuidado, ya que mantener la piel sana también produce múltiples beneficios para la salud. Afortunadamente, además de una higiene adecuada, ejercicio regular, una dieta equilibrada y una rutina de cuidado de la piel establecida, la terapia de luz roja también puede mejorar la salud general de su piel.

Para más información sobre la terapia de luz roja o para ver nuestro catálogo de dispositivos de terapia roja, haga clic aquí.

Fuentes:

https://www.hse.gov.uk/skin/professional/causes/structure.htm